Jul
05
2017

El aumento y la difusión del conocimiento en la era digital

Durante miles de años y con el uso de diferentes de herramientas, los seres humanos hemos sido capaces de efectuar mediciones punto a punto para documentar, analizar y comprender nuestro entorno. Sin embargo, no fue hasta hace poco que hemos logrado recopilar miles, millones y, en ocasiones, miles de millones de puntos de medición para describir los objetos que nos rodean en nuestro entorno físico. Gracias a herramientas tales como los escáneres láser de brazo y los escáneres láser de largo alcance, ahora podemos capturar tridimensionalmente piezas de museo, por ejemplo cráneos, con un grado de fidelidad increíble. Una vez recopilados los datos, podemos ofrecer los contenidos a través de nuestro visor 3D, disponible en 3d.si.edu, o ponerlos a disposición de quien lo desee en forma de descarga gratuita para que profesores o alumnos puedan crear una réplica de las piezas disponibles, por ejemplo la máscara mortuoria de Abraham Lincoln, con tan solo una impresora 3D doméstica. Más recientemente hemos empezado a conectar los datos 3D del Instituto Smithsoniano con sistemas de realidad virtual y realidad aumentada para que cualquier persona no solo pueda ver y disfrutar las piezas de la colección de este instituto y los lugares de investigación científica, sino también interactuar con ellos, independientemente del lugar del mundo en el que se encuentre.

(1) Jonathan Blundell utiliza el escáner de brazo de Faro para documentar la escultura «La esclava griega» (fotografía: Museo Smithsoniano de Arte Norteamericano)

 

En la primavera de 2015, el equipo de 3D del Instituto Smithsoniano colaboró con el Museo Smithsoniano de Arte Norteamericano en el escaneando 3D del modelo de Hiram Power de la escultura «La esclava griega» (1843). Con fotogrametría y el escáner láser de brazo de Faro, Vincent Rossi y Jonathan Blundell escanearon la pieza y entregaron online los datos obtenidos a través el visor 3D del Instituto Smithsoniano. El equipo también creó una réplica 1 a 1 impresa en 3D que se expuso en la Galería Renwick. Ahora cualquier persona que tenga conexión a Internet puede ver y descargarse los datos del escaneo en 3D de «La esclava griega».

(2) Réplica de polímero fundido con vidrio impresa en 3D de «La esclava griega» de Hiram Power, en la sala octogonal de la Galería Renwick del Museo Smithsoniano de Arte Norteamericano

 

En 2011, el equipo de 3D del Instituto Smithsoniano usó el brazo láser y los escáneres Focus de Faro para documentar un yacimiento paleontológico de esqueletos de ballena ubicado en el desierto de Atacama (Chile). Durante los trabajos de construcción de la carretera Panamericana, los equipos de construcción descubrieron decenas de esqueletos fósiles de ballena de cinco millones de años de antigüedad. La construcción de la carretera se interrumpió para poder extraer los especímenes con seguridad, pero el tiempo era extremadamente limitado y el equipo del Instituto Smithsoniano solo contó con cinco días para capturar en 3D el entorno y los ejemplares mejor conservados. Gracias a la tecnología de escaneado 3D fue posible capturar los fósiles, información contextual y el entorno. Mientras que los fósiles se extrajeron del suelo y en la actualidad se conservan en el Museo Nacional de Historia Natural de Chile, el yacimiento ya solo existe en forma de datos de escaneo 3D recopilados por el equipo del Instituto Smithsoniano. Y esta información contextual se ha revelado inestimable para los investigadores del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano.

(3) Vincent Rossi escaneando en 3D un fósil de ballena encontrado en el desierto de Atacama, en Chile (fotografía: Dr. Nicholas Pyenson, NMNH)

El Instituto Smithsoniano solo ha escarbado la superficie de las posibilidades del escaneo y gestión de datos en 3D. Es tremendamente apasionante ver lo que nos depara el futuro. Los avances en la tecnología de captura 3D podrían permitir automatizar nuestros procesos con el fin de escanear colecciones enteras en lugar de piezas individuales y hacer accesibles dichas colecciones a todo el mundo.

Pieza: Vincent Rossi, Director senior de programas 3D, Oficina del programa de digitalización, Instituto Smithsoniano

La Oficina del programa de digitalización es un recurso central del Instituto Smithsoniano dependiente del Director de información que trabaja con los 19 museos y 9 centros de investigación del Instituto Smithsoniano. Con mucho esfuerzo y una gran cantidad de socios clave en el sector de la tecnología, el equipo del programa de digitalización 3D, compuesto por solo 5 personas, ha convertido al Instituto Smithsoniano en uno de los museos líderes en el uso de tecnologías 3D. Con una colección de 154 millones de piezas, de las cuales menos del 1 % está en exposición, el Instituto Smithsoniano tiene ante sí una increíble oportunidad de aprovechar la tecnología del escaneado 3D para hacer accesibles más objetos de la colección a cualquier persona del mundo que tenga conexión a Internet.

La digitalización 3D contribuye al objetivo del Instituto Smithsoniano de ofrecer un acceso amplio y universal a nuestros incomparables recursos. Las colecciones digitales hacen del Instituto Smithsoniano una plataforma de recursos accesible a escala mundial que permite a los investigadores hallar las respuestas que están buscando y a los educadores estimular el aprendizaje, independientemente del lugar en el que se encuentren.

Comments are closed.